Blogia
L a P e d r @ d a

Cuba: Nunca antes la Revolución ha tenido más apoyo

Cuba: Nunca antes la Revolución ha tenido más apoyo María Julia Mayoral y Sara Más
Granma

Nunca antes la Revolución ha tenido más apoyo, y que el enemigo se haga las ilusiones que quiera, que siga contando mentiras; cada vez está más aislado, afirmó ayer el Comandante en Jefe Fidel Castro al resumir el segundo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional en su sexta legislatura, que aprobó los lineamientos del plan económico y social y la Ley del Presupuesto del Estado para el 2004. Este ha sido un año de mucho esfuerzo, yo diría que ha sido el de más esfuerzo de la Revolución, consideró.

Al referirse a los 44 años transcurridos desde el triunfo de la Revolución, aseguró que estamos viviendo además una etapa diferente. Habiendo pasado casi medio siglo desde entonces, los cambios producidos son extraordinarios, dijo. Este minuto no se parece en nada a aquel en que comenzó la Revolución, precisó al recordar que entonces, en enero de 1959, la nuestra estaba llamada a convertirse en la Revolución más profunda que se había hecho nunca en este hemisferio, y con pocos precedentes en el mundo.

Al reflexionar sobre la realidad actual del país, el Comandante en Jefe señaló que nos encontramos en medio de un proceso de transformaciones y que se han ido logrando importantes avances. El país, afirmó, ha ido creando condiciones hacia un futuro que nadie se imagina y ha ido creando un capital humano que no aparece en ningún Producto Interno Bruto (PIB). Reiteró que existen cuestiones relacionadas con la calidad de vida, el conocimiento, la cultura adquirida, la recreación, que no se reflejan absolutamente en el PIB.

En ese sentido destacó que llevamos 45 años haciendo cosas, desde alfabetizar hasta llevar los conocimientos al noveno grado, la atención por igual a todos los niños, la atención médica a cualquier ciudadano de forma gratuita, cueste lo que cueste.

Más adelante aclaró que en el mundo pareciera que hay cierto orden y lo que hay es un desorden creciente. Me atrevería a decir que no existe el capitalismo ni el socialismo, sino que lo que prevalece en el sistema imperante dentro de la economía mundial, es el caos.

Afirmó que la historia de la humanidad es la historia de la dominación y la explotación despiadada de una clase, siempre la más humilde, por una clase dominante. Así se ha llegado a esta etapa, solo que por primera vez el sistema se ha hecho mundial, se ha globalizado, igual que el comercio, el movimiento de los capitales, el saqueo.

Sobre las complejidades de la economía internacional comentó que hoy el mundo está regido por el dominio de unos cuantos cientos de grandes transnacionales que se escapan incluso al control de los gobiernos. Aproximadamente entre 500 y 600 transnacionales monopolizan cerca del 80% de la producción y el comercio mundiales.

Al retomar la situación del país, Fidel dijo que han pasado ya más de cuatro décadas y los gobiernos de Estados Unidos no han conseguido ninguna concesión de Cuba, ni lo van a conseguir.

Rememoró el inicio de la Batalla de Ideas, la cual no terminó con el regreso del niño, pues nuestra lucha no cesará hasta que logremos todo lo proclamado en el Juramento de Baraguá.

Dijo que la humanidad corre hoy riesgos nunca antes vistos para la supervivencia de su especie, amenazada además por decenas de miles de armas nucleares que están siendo perfeccionadas, en un mundo lleno de muchos gobernantes ineptos y, en muchos casos, de gobernantes cuya ineptitud asombra. Y este problema tienen que resolverlo realmente los que gobiernan, subrayó.

En un discurso en el que abordó una gran variedad de asuntos, el Comandante en Jefe se refirió también a la situación de Venezuela y a la ayuda que prestan allí médicos y otros trabajadores de la salud cubanos, por solicitud del Presidente Hugo Chávez y de las comunidades en esa nación sudamericana.

Ofreció detalles del proceso de colaboración desde sus inicios hasta la actualidad y significó el cariño y el respeto que se han ganado allí nuestros profesionales en todos los estados en que colaboran.

Al aludir a recientes declaraciones de carácter injerencista en el proceso interno de Venezuela, hechas por el embajador especial de Estados Unidos para América Latina, Otto Reich, señaló que estas son parte de las presiones estadounidenses en apoyo a los grupos enemigos de la Revolución bolivariana.

Seguidamente el Comandante en Jefe refutó las calumnias y tergiversaciones que se tejen en torno a la presencia cubana en el hermano país y se preguntó si el imperio asociado a Europa podría reunir médicos para enviarlos barrio adentro en Venezuela, a vivir con las familias en las comunidades donde se prestan los servicios de salud.

Refiriéndose a las amenazas de los voceros del imperialismo y al apoyo popular de la Revolución bolivariana, Fidel advirtió que espera que no se equivoquen con los venezolanos ni con el Presidente Chávez, quien es seguidor de las ideas bolivarianas y que como cristiano cuenta con el apoyo de muchos sacerdotes de base. El Comandante en Jefe recalcó que no deberían subestimar a los latinoamericanos y aseguró que una intervención militar en ese país podría incendiar el polvorín de toda Sudamérica, hasta La Patagonia.

Debieran saber dónde hay fuerzas que no pueden controlarse ni con armas ni ejércitos. No se puede dominar un hemisferio donde miles de personas con bayonetas defenderían cada cuadra, cada barrio, cada escuela, acotó. No debe ser necesario recordarles que la experiencia que están viviendo en estos momentos puede repetirse allí multiplicada por cien.

Nos alegramos, indicó, de estar colaborando con nuestros hermanos venezolanos, nos sentimos con más deseos y amor para hacerlo. Estamos en condiciones de ayudar a ese país a formar nuevos médicos al lado de los cubanos que ya están allí trabajando y esa sería la universidad médica más grande del mundo.

Sobre el criterio de si pueden afectarse de alguna forma nuestros servicios médicos debido a la colaboración, aclaró que en ese terreno se viene haciendo una revolución tan profunda como la que se lleva a cabo en la educación.

Desde hace varios años, recordó, ingresan a las universidades miles de jóvenes para formarse como médicos, lo que permitirá contar no con decenas de miles sino con cientos de miles de profesionales. Detalló varios planes en ejecución, incluida la adquisición de modernos equipamientos de alta calidad para llevar a todos los policlínicos, a lo largo del próximo año, los servicios de urgencia en cardiología, ultrasonidos, rayos X, fisioterapia y laboratorios que además de cubrir casi todos los exámenes, en algunos casos producirán autovacunas. Todos los municipios, agregó, dispondrán de servicio de terapia intensiva, hemodiálisis, urología, gastroenterología, de atención a pacientes crónicos renales, estomatología, óptica y optometría.

Las perspectivas y calidad de vida de nuestro pueblo no las tendrá ningún otro en el mundo, todo eso sin que les cueste nada a las personas y en el momento en que lo necesiten. He aquí, concluyó, otra conquista de la Revolución, no son promesas.

Finalmente y a propuesta de Fidel, la Asamblea aprobó una declaración de apoyo a la Revolución bolivariana y al Presidente Hugo Chávez, un seguidor de las ideas del Libertador, por su defensa al derecho de que Bolivia recupere su salida al mar.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres